La ciudad subterránea de Mao bajo Pekín

Durante la Guerra Fría en la que estaban enfrentados los dos potentes bloques que dominaban el planeta, Mao ideó un mecanismo para que los más de 6 millones de habitantes de Pekín pudieran salvar sus vidas en caso de un ataque nuclear. Para ello, a finales de los años 60, mandó construir todo un entramado subterráneo que albergase suficiente espacio para sus ciudadanos.
Construyó la ciudad subterránea de Pekín, un lugar que jamás se tuvo que utilizar y que permaneció cerrado a los ciudadanos.En la actualidad no se puede bajar, pero con un pequeño soborno y sabiendo los puntos claves se puede llegar a acceder a unas de las decenas de puertas que se encuentran en la ciudad que dan acceso a la ciudad subterránea de Pekín. Hay toda una red de guías turísticos clandestinos que por unos pocos yuans te llevan de excursión por una parte de esta ciudad ‘enterrada’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *